Preparar su presupuesto | Federal Student Aid

¿No está seguro de dónde comenzar a preparar y administrar su propio presupuesto?

Aprenda cómo monitorear sus ingresos y gastos, ahorrar para sus metas y ajustar su presupuesto a medida que cambia su vida.

Preparar su presupuesto

La preparación de presupuestos puede sonar complicada, pero todo lo que necesita hacer para dar el primer paso es destinar un tiempo para poder organizarse: los beneficios harán que el esfuerzo valga la pena. Los siguientes pasos le ayudarán a monitorear sus ingresos y sus gastos para contribuir a establecer su presupuesto y administrar sus finanzas.

Determine el lapso de su presupuesto
Elija una herramienta que lo ayude a administrar su presupuesto
Revise sus ingresos mensuales
Identifique y categorice sus gastos
Ahorre para emergencias
Equilibre su presupuesto
Mantenga y actualice su presupuesto


Determine el lapso de su presupuesto

Puede preparar su presupuesto para un mes, un año académico o un año calendario. Si en la actualidad asiste a la universidad o a un instituto profesional, quizá le convenga considerar la preparación de un presupuesto mensual para un período académico, por ejemplo, su semestre de otoño. Recuerde que sus ingresos pueden variar de mes a mes y no todos sus gastos serán los mismos cada mes. Es necesario agregar a su presupuesto los gastos más importantes (como los libros y el seguro del automóvil) y los gastos estacionales (como los viajes a su casa para las fiestas o las facturas de electricidad más elevadas en el verano cuando el aire acondicionado está encendido).

Arriba

 


Elija una herramienta que lo ayude a administrar su presupuesto

Para preparar un presupuesto, le conviene utilizar una herramienta para monitorear sus ingresos y sus gastos. Puede utilizar papel y lápiz, una hoja de cálculo automatizada simple o una aplicación para la preparación de presupuestos. Muchos bancos ofrecen herramientas para la preparación de presupuestos, así que fíjese qué le resulta más útil. 

Arriba 

La Herramienta de asesoramiento para concientización financiera (FACT, por sus siglas en inglés) es una herramienta interactiva gratuita que puede ayudarle a administrar su economía. La FACT cubre temas que van desde la administración de su presupuesto hasta cómo evitar incurrir en incumplimiento de pago. Además, puede acceder a la información de su préstamo y recibir comentarios personalizados que lo ayudarán a entender mejor sus obligaciones financieras.

Revise sus ingresos mensuales

En primer lugar, haga un cálculo aproximado de sus ingresos cada mes. Estos son algunos consejos para evaluar sus ingresos:

  • Sus ingresos pueden provenir de fuentes tales como su sueldo, aportes financieros de integrantes familiares o ayuda económica (becas, subvenciones, programa de estudio y trabajo, y préstamos).
  • Si trabaja y estudia, revise sus registros para determinar cuánto dinero recibe en mano por mes. Si gana la mayor cantidad de dinero durante el verano, quizá le convenga hacer un cálculo aproximado de sus ingresos anuales y después dividirlos por doce.
  • Incluya los ingresos provenientes de cualquier reembolso del saldo de crédito de ayuda económica, el dinero que puede quedar para otros gastos después de pagar su matrícula y sus cuotas con su ayuda económica.

Ejemplo de monitoreo de los ingresos mensuales

Fuente de ingresos

Ingresos mensuales

Ingresos del trabajo

$1,200

Reintegro impositivo (total de $360 dividido 12)

$30

Devolución aproximada del saldo de crédito de ayuda económica (total de $2,100 dividido 12)*

$175

Manutención mensual de sus padres o un integrante familiar

$250

Otros ingresos

 

Ingresos mensuales totales

$1,655

*Nota: si está preparándose para asistir a la universidad, le convendrá tomar su ayuda económica aproximada y restarle sus gastos de matrícula y cuotas para obtener un cálculo aproximado de su saldo de crédito de ayuda económica. Si todavía no recibió una oferta de ayuda económica de la institución educativa a la que asiste, puede utilizar FAFSA4caster para obtener un cálculo aproximado de la ayuda federal para estudiantes que tiene derecho a recibir.

Arriba

 


Identifique y categorice sus gastos

Para hacer un cálculo aproximado de sus gastos mensuales, le conviene comenzar por registrar todo el dinero que gasta en un mes. Eso puede llevar algo de tiempo, pero definitivamente valdrá la pena para ayudarle a entender a dónde va su dinero y cómo es mejor administrarlo. Después de eso, reúna sus registros bancarios y resúmenes de tarjeta de crédito que muestren los otros gastos que quizá se paguen de manera automática.

Si en la actualidad asiste a la universidad o a un instituto profesional o está preparándose para hacerlo, también necesitará hacer el cálculo aproximado de sus costos de universidad. Además de la matrícula y las cuotas (a menos que las cubra la ayuda económica), le convendrá asegurarse de incluir libros y útiles, equipo y materiales de salón de clase, y gastos de viaje. Encuentre los detalles sobre qué está incluido en el costo de universidad y consejos sobre cómo reducir el costo de la universidad

Si todavía está investigando las opciones de instituciones educativas que tiene, tenga en cuenta que los costos de universidad e instituto profesional pueden sufrir variaciones importantes entre una institución educativa y otra. Contamos con recursos para ayudarle a calcular y comparar los costos de las instituciones educativas.

Después de haber identificado sus gastos, debería agruparlos en dos categorías: gastos fijos y gastos variables.

  • Los gastos fijos permanecen más o menos iguales cada mes e incluyen elementos tales como pagos de alquiler o hipoteca, cuotas del automóvil y seguro. ¡Esas obligaciones suelen no ser negociables hasta que se da cuenta de que está gastando demasiado dinero en alquiler y toma medidas para encontrar una vivienda más económica! Cuando prepare un presupuesto mensual, divida la cantidad que se debe por la cantidad de meses que cubre la factura. Por ejemplo, tome su factura de seguro anual de $1,200 que se paga en dos cuotas de $600, una cada seis meses, y divídala por doce para saber que necesita separar $100 por mes. 
  • Los gastos variables son los gastos flexibles y controlables y pueden variar de un mes a otro. Los ejemplos de gastos variables incluyen comestibles, ropa, comidas en restaurantes y entretenimientos. Le conviene examinar esos gastos para asegurarse de mantenerlos bajo control y no superar su presupuesto a fin de mes. 

Ejemplo de monitoreo de gastos mensuales

Gastos fijos

Costo proyectado

Alquiler o cuota de dormitorio

$500

Libros

$70

Electricidad

$35

Gas y agua

$22

Cable e Internet

$50

Seguro del automóvil ($600 dividido 12 meses)

$50

Cuota de estacionamiento ($84 dividido 12)

$7

Mantenimiento y reparaciones del auto ($480 dividido 12)

$40

Teléfono celular (cargos básicos)

$60

Pagos de préstamo automotriz

$125

Dinero separado para ahorro

$50

Gastos fijos totales

$1,009

Gastos variables

Costo proyectado

Comestibles

$250

Comida en restaurantes

$50

Entretenimiento (ejemplo: recitales)

$50

Descargas de música

$20

Películas (cines y descargas)

$48

Medicina (incluidas recetas)

$40

Cabello y uñas

$40

Ropa

$50

Lavandería y tintorería

$10

Gimnasio

$40

Pago mensual de tarjeta de crédito

$25

Transporte público

$25

Gasolina para el automóvil

$60

Gastos variables totales

$708

Gastos totales

$1,717

Arriba

 


Ahorre para emergencias

Incluya los “ahorros” como gastos fijos en su presupuesto mensual. ¡Primero páguese a usted mismo cada mes! Puede utilizar sus ahorros como fondos de emergencia para ayudarse a enfrentar gastos inesperados. El fondo de emergencia ideal suele cubrir de tres a seis meses de gastos.

Arriba

 


Equilibre su presupuesto

Ahora que ha identificado sus fuentes de ingresos y de gastos, compárelas para equilibrar su presupuesto. Para hacerlo, sólo réstele sus gastos a sus ingresos. 

Ingresos mensuales totales

$1,655

Menos gastos totales

$1,717

= Diferencia + / -

($62)

Si tiene saldo positivo, entonces sus ingresos son mayores que sus gastos. En otras palabras, gana más dinero de lo que gasta. Si tiene saldo positivo, no debería comenzar a buscar nuevas maneras de gastar su dinero. Por el contrario, concéntrese en dedicar más dinero a sus ahorros para cubrir su fondo de emergencia o sustentar metas futuras tales como la compra de un vehículo. Además, si tiene un saldo positivo pero ha pedido préstamos estudiantiles, pague algunos de sus préstamos y considere pedir menos dinero prestado en el futuro.

Si tiene saldo negativo, está gastando más dinero del que tiene. Le conviene equilibrar su presupuesto y asegurarse de que sus gastos no superen sus ingresos. El equilibrar su presupuesto puede incluir el monitoreo de sus gastos variables, la reducción de sus gastos o el encontrar maneras de aumentar sus ingresos. Gastar menos puede ser mucho más fácil que ganar más. Considere comer en restaurantes con menos frecuencia y preparar su propio almuerzo. Alquile los libros en lugar de comprarlos o compre libros para descargar en su computadora. Cuando compre comestibles, utilice una lista de compras y compre sólo lo que necesite. Pregúntese antes de comprar cualquier cosa: “¿realmente necesito esto?”

Arriba

 

Obtenga consejos para la preparación de presupuestos para tener en cuenta cuando prepare y se ajuste a su presupuesto.

 


Mantenga y actualice su presupuesto

Ahora que ha preparado su presupuesto, asegúrese de que siga en vigencia y de actualizarlo con el tiempo. Estas son algunas prácticas inteligentes para tener en cuenta:

  • Revise su presupuesto cada mes. El revisar y mantener su presupuesto con regularidad lo ayudarán a mantenerse al tanto de sus asuntos y a evitar que sea sorprendido por algo inesperado.
  • Perdónese por los pequeños gastos equivocados y encamínese de nuevo. La mayoría de la gente gasta demasiado porque compra cosas impulsivamente. La próxima vez que sienta la tentación de hacer una compra impulsiva, hágase las siguientes preguntas:
    • ¿Para qué necesito esto?
    • ¿Puedo darme el lujo de comprarme esto?
    • Si compro esto ahora, ¿seguiré estando feliz de haberlo comprado dentro de un mes?
    • ¿Necesito ahorrar este dinero para alguna meta económica?
    • ¿Pondrán en oferta este artículo? ¿Debería esperar a comprarlo?
    • ¿Importa si compro uno de marca o puedo conformarme con uno genérico?

Si se toma un momento para pensar qué está comprando, es más probable que tome una decisión que se ajuste a sus metas presupuestarias.

Arriba