Consejos para la preparación de presupuestos | Federal Student Aid

¿Nunca había probado vivir con un presupuesto?

Obtenga consejos para ayudarlo a presupuestar, administrar su presupuesto, y no perder de vista los objetivos.

Consejos para la preparación de presupuestos

Mientras prepara y gestiona su presupuesto, querrá tener en cuenta algunos consejos y sugerencias importantes.

Comience
Diferencie entre necesidad y deseo
Administre su presupuesto
Prepárese para lo inesperado


Comience

Estos son algunos puntos importantes para tener en cuenta al armar su presupuesto e identificar qué incluye dentro de sus ingresos y gastos.

  • Sobrestime sus gastos. Es preferible sobrestimar los gastos para gastar menos de lo previsto y acabar con más dinero de lo que pensaba.
  • Calcule sus ingresos en un monto menor. Es preferible terminar con efectivo más de lo esperado que con un déficit presupuestario.
  • Haga participar a su familia en el proceso de planificación del presupuesto. Determine el monto de ingresos disponibles de fuentes familiares, como sus padres o su cónyuge. Discute cómo se tomarán las decisiones financieras.
  • Prepárese para lo inesperado: establezca objetivos de ahorro para generar un fondo para emergencias. El presupuesto lo ayudará a cubrir gastos extraordinarios y a planificar los cambios que puedan ocurrir mientras está estudiando.
    • ¿Piensa mudarse fuera del campus? Los objetivos a corto plazo del presupuesto para el año pueden incluir el ahorro para el depósito de alquiler y los muebles para su nuevo apartamento.
    • ¿Comienza una pasantía el próximo semestre? Ajuste su presupuesto para generar ahorros destinados a la compra de ropa nueva para el trabajo y al pago de costos de transporte más altos.
    • ¿Finalizará sus estudios el próximo año? En el presupuesto, incluya gastos para la búsqueda de trabajo, por ejemplo, la preparación del currículum vítae, los gastos de viaje para entrevistas y ferias de trabajo, y los aranceles por exámenes profesionales. También debería pensar en cómo administrará su dinero mientras termina los estudios y encuentra un trabajo (este es el momento donde los fondos de emergencia pueden ser muy útiles).

Arriba

 


Diferencie entre necesidad y deseo

Un beneficio del presupuesto es que lo ayuda a determinar si tiene los recursos para gastar en los elementos que quiere, en comparación con los que necesita.

  • Comience armando una lista de las cosas para las cuales le gustaría ahorrar.
  • Identifique si cada elemento de la lista es algo absolutamente necesario o algo que realmente desea.
  • Si decide que desea algo, pregúntese si sería feliz si lo comprara en un mes.
  • Luego asigne la prioridad a cada elemento de la lista.
  • Una vez que haya establecido las prioridades, puede determinar si debería incorporar cada elemento en el presupuesto.
     

Primer paso
Mis necesidades y deseos

Segundo paso
¿Necesidad o deseo?

Tercer paso
¿Cuál es la prioridad?
1 = necesidad
2 = deseo
3 = sería bueno

Ahorrar para las vacaciones

Deseo

3

Comprar una computadora nueva

Deseo

2

Ir a la universidad

Necesidad

1

Comprar un auto mejor

Deseo

2

Generar un fondo de ahorro para emergencias

Necesidad

1

Ahorrar dinero para el pago inicial de una casa

Necesidad

3

Pagar las tarjetas de crédito

Necesidad

1

Arriba

 

¡Primero, páguese a sí mismo! 

En su presupuesto mensual, incluya “ahorros” como un elemento de gastos recurrentes. Los montos pequeños que ahorre cada mes se suman.

Administre su presupuesto

Monitorear todos sus gastos puede parecer un arduo trabajo. Pero si es organizado, mantiene registros completos y respeta algunos de los siguientes consejos, se dará cuenta de que es más fácil de lo que piensa. Si se equivoca, no sea muy severo con usted mismo.

  • Registre sus gastos reales. ¿Ha notado cuán rápido desaparece su efectivo? Para tener una idea del destino de su dinero, lleve un pequeño anotador o utilice una aplicación para teléfonos móviles a fin de registrar hasta el más mínimo gasto, como un café, una entrada al cine, refrigerios y gastos de estacionamiento. Algunos gastos que generalmente se ignoran: descargas de música, cargas adicionales para el celular y gastos de entretenimiento. Busque alguna herramienta de ayuda en línea, ¡muchas son gratis!
  • Organice sus registros. Decida qué sistema utilizará para monitorear y organizar su información financiera. Hay aplicaciones para teléfonos móviles y programas para computadoras de gran utilidad, pero también puede realizar el monitoreo de sus gastos con lápiz y papel. Asegúrese de ser consistente y organizado, y designe un lugar para guardar la información financiera. ¡Los registros organizados ahorran tiempo y dinero!
  • Cree una rutina. Administre su dinero y registre sus gastos e ingresos regularmente. Si se da cuenta de que no puede registrar los gastos a diario, regístrelos semanalmente. Si espera más de dos semanas para registrar información, puede olvidar algunas transacciones y quedar abrumado por la cantidad de información por ingresar.
  • Incluya la categoría “inusual” en su presupuesto. Cada mes, habrá gastos que no caerán específicamente en una categoría o que usted no planificaba. La categoría “inusual” lo ayudará a presupuestar estos gastos ocasionales.
  • Revise sus gastos para encontrar los elementos pequeños que sumen a los grandes gastos mensuales. La taza de café y la gaseosa de la máquina expendedora pueden sumar un pequeño gasto diario. Considere la posibilidad de preparar su almuerzo en lugar de comer afuera todos los días. Gastar $10 por día comiendo fuera durante una semana significa gastar $50 por semana y $200 por mes. Un almuerzo preparado de $5 significa un ahorro de $1,200 por año. Ahorre aún más: busque formas de administrar y reducir sus gastos de transporte y entretenimiento.
  • Por último, realice el reembolso del saldo del crédito de su ayuda económica. Si queda dinero restante después de que la institución educativa aplique la ayuda económica a su matrícula y cuotas, la institución educativa le reembolsará ese dinero para que lo utilice en otros gastos relacionados con el estudio (libros de texto, transporte, comida, etc.). Recuerde que se supone que su ayuda económica lo ayuda a cubrir su costo de estudiar por todo el semestre o el período académico: asegúrese de hacer durar en el tiempo ese reembolso en lugar de gastarlo todo apenas lo reciba.
  • Compare tiendas. La comparación de compras es el simple uso del sentido común al comparar productos a fin de obtener los mejores precios y el mejor valor. Es decir, antes de salir a comprar algo, realice una pequeña investigación, especialmente cuando se trata de artículos caros. Para comparar precios y valores, saque provecho de herramientas tales como las aplicaciones para teléfonos móviles.
  • Utilice las tarjetas de crédito con prudencia. Piense cuidadosamente antes de tomar la decisión de obtener su primera tarjeta de crédito. ¿Es necesaria la tarjeta de crédito o alguna otra opción de pago también podría ser útil? Si recibe por correo una oferta de tarjeta de crédito, no se sienta obligado a aceptarla. Limite el número de tarjetas.
  • No gaste con su tarjeta de crédito más del monto total que puede permitirse pagar mensualmente. El uso responsable de tarjetas de crédito puede ser muy conveniente a la hora de realizar compras, establecer una sólida clasificación de riesgo crediticio y evitar problemas financieros. Considere la posibilidad de inscribirse para recibir de su proveedor de tarjeta de crédito: recordatorios electrónicos de pago, avisos de saldo y notificaciones de cuentas de cobro.

Arriba

 


Prepárese para lo inesperado

Su fondo para emergencias debería utilizarse para los gastos que caigan fuera de las categorías de facturas anuales y periódicas. Los gastos inesperados son el resultado de momentos de la vida tales como la pérdida de su trabajo, una enfermedad o reparaciones del auto. Redefina su concepto de facturas “inesperadas” para incluir estos acontecimientos imprevistos en lugar de los gastos más comunes pero poco frecuentes. Las buenas noticias son que, si no utiliza el fondo para emergencias, obtendrá ahorros, algo que debería ser una prioridad siempre cuando se trata de administrar sus finanzas. Y si tiene que utilizar su fondo para emergencias, puede evitar préstamos innecesarios.

Arriba